MARIANA EGUARAS

Ojo con este negocio

Mariana Eguaras. Lámina pantallaMariana Eguaras define su negocio como «Consultoría Editorial» y como tal lo expone a través de su página web marianaeguaras.com, donde ofrece desde paquetes de publicación y edición hasta servicios editoriales de lo más diverso. ¡Sean muy cautos, por favor!

Todo esto pudiera parecernos estupendo, de no ser porque Mariana Eguaras dedica buena parte de su web a un foro donde «supuestos escritores» se dedican a injuriar y calumniar editoriales perfectamente legales. Los calificamos como «supuestos» porque no es necesario identificarse claramente para poner a caldo a cualquier editorial que se precie, injuriando y calumniando sin que Mariana Eguaras modere ni exija la menor identificación. De este modo, y por poner solo un ejemplo, Chancru123 puede decir que esta o la otra editorial engaña a los escritores. Pudiera ser que sean amigos suyos o ella misma los responsables de tales excesos (no podemos saber quienes son en realidad y por tanto nos queda la duda). Todo esto ¿con qué finalidad? Pudiera ser esta: Si reparto enlaces sobre las diferentes editoriales difamando su trabajo, serán muchos los autores que acaben recalando en mi web y solicitando mis servicios.

Mariana Eguaras. Pantalla web¿Cómo se puede tener tan poco sentido de la ética? Pero lo más grave es que Mariana Eguaras ofrece paquetes de publicación y edición en su web. Es decir: ofrece lo mismo que ella permite que se difame de muchas editoriales. No parece muy de fiar esta señora, como no es de fiar alguien que requiere de difamar a los demás mediante mentiras y comentarios interesados para hacer su propio negocio a costa de los autores que, seguramente de manera ingenua, confíen en ella algunos manuscritos.

Cuando alguien pone un negocio, sea cual sea, no se dedica a llenar la calle con carteles contra los negocios de los demás (en todo caso puede poner carteles argumentando las excelencias de lo que ofrece a los clientes) y se limita a dar el mejor servicio posible a sus clientes, que es la mejor manera de vivir de un negocio. ¿Por qué entonces esta señora dispone una plataforma donde se lanzan proclamas contra su competencia? Nos parecería muy bien que se dedicara a lo que se quiera dedicar y estamos convencidos de que nadie la va a criticar si así lo hace, pero nos parece fuera de toda ética que base su negocio en la difamación consentida (si no provocada).

Por eso pedimos precaución antes siquiera de contactar con Mariana Eguaras, porque internet se creó para acercar a los usuarios a productos y servicios, describiendo las excelencias de estos y dejando a los propios usuarios de los mismos que valoren y recomienden o no dichas prestaciones. En ningún caso para despreciar y difamar a los competidores o permitir que lo hagan terceros sin identificar, y en pos del beneficio propio, de forma tan maliciosa como describimos.

Pero hay más:

  • No conocemos a ningún autor relevante o menos relevante al que Mariana Eguaras haya asesorado.
  • Nadie, en el mundo editorial, conoce a Mariana Eguaras. Ni como editora, ni como correctora ni como nada.
  • En el historial profesional de Mariana Eguaras no menciona el nombre de ninguna editorial ni revista donde dice que ha trabajado (por más que asegure que han sido muchas).
  • En la Política de Privacidad de Mariana Eguaras no aparece el nombre de su empresa ni sus datos empresariales, mencionando solo el hosting de su web, del que asegura «gestiona los datos».

Además de la falta de ética mencionada anteriormente, muchos de los puntos anteriores pudieran suponer una ilegalidad manifiesta de este negocio que no parece muy de fiar, pero deberán ser los jueces los que decidan sobre este particular y estamos en ello, se lo aseguramos.

Maria Eguaras, le invitamos a que haga una reflexión profunda sobre lo que está haciendo y abandone su actitud nefanda, que incluso puede ir en detrimento de su propia imagen, y le invitamos, así mismo, a que se comunique con nosotros mostrándonos su ánimo de acabar con toda esta campaña difamatoria contumaz. Todo sea por el bien de un sector tan interesante y necesario como el de la cultura.

Queremos denunciar públicamente a este tipo de supuestos profesionales que, como Mariana Eguaras, basan su trabajo en argumentos más que dudosos y que contribuyen a oscurecer la imagen del trabajo de las editoriales perfectamente establecidas contra las que permite arremeter, editoriales que pagan sus impuestos y dan trabajo a numerosos profesionales en España frente a aquellos que solo buscan su propio lucro personal.

Si alguien se siente ofendido con este artículo u observa alguna imprecisión o error y siempre de acuerdo con la LGPD, puede ejercer sus derechos enviando un email que responderemos de inmediato y, si procede, rectificaremos del mismo modo.