Ariel Hidalgo

 

AUTOR: Ariel Hidalgo –
NACIONALIDAD: Cubana –
TITULACIÓN: Licenciado en Filosofía –
PROFESIÓN: Profesor de Filosofía –
GÉNERO LITERARIO: Novela histórica, ensayo, ficción –
OBRAS PUBLICADAS: Orígenes del movimiento obrero y del pensamiento socialista en Cuba, José Martí y las pretensiones de predominio yanqui sobre el Istmo de Panamá, Cuba, el estado marxista y la nueva clase, Disidencia, sobre el origen del movimiento disidente en Cuba, Metafísica: El más grandioso de todos los secretos, Jesús de Capernaún (Ed. Adarve, 2020) –
RECONOCIMIENTOS: Premio Ensayo para estudiantes universitarios latinoamericanos (1977)  –

Biografía:Ariel Hidalgo Jesús de Capernaún. Editorial Adarve, Publicar un libro
Tras varios artículos suyos en algunas revistas cubanas, Ariel Hidalgo publica su primer libro en 1976: Orígenes del movimiento obrero y del pensamiento socialista en Cuba, escogido como bibliografía suplementaria para carreras de Letras. Al año siguiente gana el premio Ensayo para estudiantes universitarios latinoamericanos convocado por la Universidad de Panamá con José Martí y las pretensiones de predominio yanqui sobre el Istmo de Panamá. Pero en 1981, siendo profesor de Filosofía en Bachillerato, es condenado a 8 años de cárcel por un manuscrito donde criticaba al régimen cubano. Liberado en 1988 por una campaña internacional, publica en Estados Unidos una copia de ese manuscrito: Cuba, el estado marxista y la nueva clase; y en 1994, Disidencia, sobre el origen del movimiento disidente en Cuba. Durante las últimas dos décadas, numerosos artículos suyos salieron a la luz en El Nuevo Herald de Miami. En 2014 publica el libro de Metafísica: El más grandioso de todos los secretos.

Sinopsis de Jesús de Capernaún:Portada del libro Jesús de Capernaún de Ariel Hidalgo. Editorial Adarve, Escritores de hoy

Jesús de Capernaún es el resultado de una investigación de más de veinte años cuyo descubrimiento más asombroso es el de un Jesús desconocido hasta ahora, sobre todo su verdadera personalidad y el movimiento que creó, cuya magnitud sobrepasa con creces lo hasta ahora supuesto. En Lucas 10:1, leemos: «El Señor eligió a otros setenta y dos discípulos y los envió de dos en dos delante de él, a las ciudades y lugares a donde él debía ir». Si «eligió», es porque eran muchos más. Sossianus Hierodes, gobernador romano de Fenicia y Líbano, uno de los más feroces perseguidores de los cristianos, aseguraba que Jesús «logró inclusive reunir unos novecientos hombres». El título que Pilatos pusiera en la cruz, «Jesús nazareo, Rey de los judíos», tiene un motivo. Jesús, de hecho, fungió como rey en Jerusalén por unos días. Entre sus seguidores había muchas mujeres con los mismos derechos que los hombres. Hoy, en medio de la mayor crisis de la historia, sus enseñanzas, base del cristianismo cuyo símbolo fue el pez, muy diferente del cristianismo de la cruz instituido en Roma en el siglo IV por Constantino, pueden constituirse en el paradigma de una nueva civilización basada en el amor y la fraternidad.

Cita de la obra:

«Para conocer las verdaderas raíces del cristianismo es preciso desmitificar la vida de su creador. No nos referimos aquí a los milagros, que en realidad son los hechos más comunes y cotidianos
de nuestras vidas – –aunque casi nunca nos percatamos de ellos––, sino de todas aquellas falsedades inventadas por los intereses de los diferentes cronistas, sobre todo las versiones más conocidas sobre su infancia». Jesús de Capernaún, Editorial Adarve, 2020.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *