Ana Elena Martínez

 

AUTOR: Ana Elena Martínez –
LUGAR NACIMIENTO: Barcelona –
FECHA NACIMIENTO: 1988 –
NACIONALIDAD: Española –
TITULACIÓN: Licenciada en Traducción e Interpretación de idiomas –
PROFESIÓN: Traductora –
GÉNERO LITERARIO: Novela de ficción –
OBRAS PUBLICADAS: Desde Osaka con amor –

Biografía: Ana Elena Martínez. Escritores de hoy, Promoción de autores

Nace en 1988 en Barcelona. De madre alemana y padre almeriense, siempre ha vivido a caballo entre dos mundos. Es licenciada en Traducción e Interpretación de idiomas por la Universidad Pompeu Fabra. Amante acérrima de la cultura japonesa desde niña, viajó a la ciudad de Osaka donde estudió y vivió durante un año en una residencia rodeada de personajes de todos los rincones del globo; un cóctel que le inspiró esta, su primera novela.

 

Sinopsis de Desde Osaka con amor: Portada del libro Desde Osaka con amor de Ana Elena Martínez. Editorial Adarve, Publicar un libro

Adriana es una joven española de veintisiete años sedienta de aventuras. Un día decide dejarlo todo y embarcarse en un viaje que la llevará a la ciudad de Osaka, Japón. Allí descubrirá un mundo nuevo, seductor y atrayente, que le revolverá los sentidos. Se dejará envolver por las luces de la ciudad de neón donde transitan los salarymen, enfundados en sus trajes negros, y se maravillará ante el esplendor y los contrastes de una cultura hermética y fascinante. Desde el Palacio Imperial de Kyoto hasta los toris rojos del Fushimi Inari, cada paso será una odisea. En la residencia donde convive con más de noventa inquilinos, provenientes de todos los rincones del mundo, Adriana se enamora. Un joven coreano de ojos rasgados y felinos es quien le arrebatará el corazón. Entonces, todo su mundo se trastoca; Oriente se infiltra por las fisuras de Occidente para quedarse y ya no hay vuelta atrás…

Cita de la obra:

«Los dos levantaron la palma de sus manos a través del cristal. Ya se estaban diciendo adiós, aunque se morían por estar juntos. El tren se puso en marcha y su figura se fue haciendo cada vez más pequeña en la lejanía. El túnel la engulló. Él se quedó de pie, inmóvil, con la mano aún extendida, como si quisiera tocar un sueño. No se había atrevido a subir. Era un cuervo blanco perdido en la inmensa megápolis negra de Tokyo». El hombre que compraba gigantes, Ediciones Áltera, 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *