José María Ladero

 

AUTOR: José María Ladero Quesada –
LUGAR NACIMIENTO: Valladolid –
FECHA NACIMIENTO: 1947 –
NACIONALIDAD: Española –
TITULACIÓN: Licenciado en Medicina –
PROFESIÓN: Médico y profesor –
GÉNERO LITERARIO: Novela de ciencia ficción. ficción –
OBRAS PUBLICADAS: El huevo eterno, Lágrimas de carbonilla –

Biografía:José María Ladero Quesada Lágrimas de carbonilla. Editorial Adarve, Escritores de hoy

Nace en Valladolid en 1947, de padres extremeños. Es médico y profesor universitario y ha desarrollado toda su carrera profesional en Madrid. Ha publicado una primera novela que entra de lleno en el género de la Ciencia Ficción Hard, titulada El huevo eterno. Para él, «escribir tiene la ventaja de ser una actividad solitaria, con la que no molestas a nadie y pronto se acostumbran a tu ausencia». Lágrimas de carbonilla es la historia de una mujer valiente que se enfrenta a una época y a un ambiente hostiles sin dejarse avasallar y manteniendo su dignidad pese a ser protagonista de episodios dramáticos.

 

Sinopsis de Lágrimas de carbonilla: Portada del libro Lágrimas de carbonilla de José María Ladero Quesada. Editorial Adarve, Editoriales de España

Estamos en 1926. Antonia, una chica de quince años que vive en un pueblo de Badajoz, debe ayudar a su madre, la comadrona del pueblo, en un parto difícil. Todo acaba en una catástrofe a la que siguen sucesos violentos que terminan en varias muertes. Antonia quiere ser matrona y con la ayuda de una amiga ocasional y el padre de esta, médico, viaja a Madrid, obtiene su título en la Casa de Salud Santa Cristina, trabaja en el Hospital Provincial y ayuda a su benefactor. En la capital, la muchacha comparte piso con una compañera. Todo parece ir bien cuando estalla la guerra y ocurren acontecimientos terribles que ponen en peligro su vida y la de sus allegados; algunos la pierden. Al acabar el conflicto, se recupera una dolorosa normalidad, salpicada de maldades impunes. Antonia lo afronta todo, saborea la venganza e incluso encuentra el amor de su vida, pero una serie de desastres la llevan a perder el lugar en el mundo que tan duramente se había construido. Antonia se desvanece entre las brumas del tiempo y el olvido. Setenta años más tarde Carlos, ahijado de Antonia, a la que apenas llegó a conocer, y la nieta de este, periodista en ciernes, tropiezan con un breve texto que Antonia dejó olvidado.

 

Cita de la obra:

«Antonia asistía en silencio al diálogo. Ella desconocía los detalles de la historia, pero se dio cuenta de que allí todos salían perdiendo salvo el único culpable, el Luisito, un señorito que no había pegado golpe en su vida, que vivía en Madrid haciendo que estudiaba una carrera a costa del dinero de su padre y que, cuando estaba en el pueblo, pasaba el tiempo rodeado de aduladores a los que invitaba a beber o conduciendo a toda velocidad el coche de su padre por la calle principal, levantando nubes de polvo y asustando a las gallinas». Lágrimas de carbonilla, Editorial Adarve, 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *