Seleccionar página

 

Miriam Martins, medio camino entre Madrid y Puebla de Sanabria, 1994.Portada de Mañana seremos domingo, de Miriam Martins. Escritores de hoy, La poesía mancha

Utilizo la poesía para vomitar lo que me queda dentro: la rabia, el miedo, el dolor y la felicidad. No veo otra forma de estar viva. por eso mismo escribo: para seguir adelante y tener cada día mis ideas más claras. Para tener cada día menos miedo. Para ser cada día más yo.

 

Sinopsis de Mañana fuimos domingo

Hay Luchas. Porque se lucha en plural. En singular es apenas una pelea contra los espejos que tienen la memoria intacta y la pésima intención de impedirnos olvidar. No es fácil ser poeta en estos tiempos. Y más difícil es ser mujer. Miriam Martins lo sabe y se atreve con ambas tareas armada de poemas que curan y que matan.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies